Cómo tomar las Flores de Bach correctamente

Cómo tomar las Flores de Bach correctamente

La terapia de Flores de Bach tiene una metodología y un tratamiento que es muy sencillo, pero al principio genera mucha incertidumbre sobre como tomar las flores de Bach.

¿Cuántas gotas? ¿Dos? ¿Cuatro? ¿Directamente sobre la boca? ¿Diluido en agua? Seguro que has leído muchas formas de hacerlo y eso te ha creado confusión a la hora de saber como has de tomarlas. Pues bien, después de leer este artículo te quedará mucho más claro como has de hacerlo.

Como se toman las flores de Bach

La terapia es sencilla e intuitiva pero mucha gente lo encuentra lioso y acaba por dejar la terapia a medias o antes incluso de empezarla por no quedarles claro como han de tomar las flores de Bach.

Primero hay que preparar la combinación adecuada, para ello lo mejor es ir a un especialista para que te pueda preparar las flores apropiadas para cada caso, o bien tomar el remedio urgente (Rescue Remedy) pero este es solo para los casos extremos, como su propio nombre indica. Lo ideal es tener una mezcla que se ajuste a las necesidades y al trastorno de cada uno.

Opción 1: Directamente sobre la boca. Con un cuenta gotas.

Tomar entre 3 o 4 gotas directamente sobre tu boca durante 4 veces al día. Directamente del dosificador.

Desventajas:

Esta puede ser la menos agradable si no te gusta el sabor pero es la más cómoda.

Primero has de crear en un frasco con cuenta gotas la solución apropiada y llevarla contigo para así poder tomarla a cualquier hora del día y en cualquier sitio.

Ventajas:

Es sin duda la mejor forma de ser constante y no dejar el tratamiento a medias. Acabarás acostumbrándote al sabor del alcohol y llevar el tratamiento durante más tiempo no será ningún inconveniente.

Opcion 2: Diluidas en un vaso de agua.

Este método diluye el alcohol pero no las flores por lo que el sabor a alcohol se disimula mucho más. Es más agradable. Tienes que diluir 4 gotas y tomarlo 4 veces al día. Es menos cómodo que el anterior pero es más agradable.

Ventajas:

Más agradable de tomar. Disimula el sabor del alcohol.

Desventajas

Si el tratamiento es más largo es mas probable que no le des continuidad ya que no siempre podrás tomarlo o no lo llevarás encima.

¿A que no es tan difícil? Solo has de elegir una de las dos formas, según tus circunstancias y llevarla a cabo. En cuanto te acostumbres será una rutina más y te será muy fácil seguir el tratamiento.