Cómo funcionan los programas para detectar plagio

La política de la PUCP respecto al plagio es estricta: se considera una falta grave, ya que es, sin duda, una conducta poco ética que va en contra del espíritu creativo y fundamental del quehacer universitario y va en contra de la búsqueda para el conocimiento nuevo. Según la RAE, el plagio es hacer una copia significativa del trabajo de otras personas, haciéndolo pasar por propio. El plagio, según el documento «¿Por qué y cómo debemos luchar contra el plagio?», se produce básicamente «cuando utilizamos las ideas textuales de otra persona y no las ponemos entre comillas ni damos indicaciones suficientes al lector o al oyente». saber de qué autor, libro, documento o caso se tomó la idea prestada.

Actualmente, existen programas que ayudan al personal competente de diferentes instituciones académicas –profesores o asesores de tesis, por ejemplo– a identificar si existe plagio en un documento. Herramientas como Turnitin -utilizadas en nuestra casa de estudio- se presentan como alternativas interesantes que ayudan a identificar las malas prácticas, pero cómo funcionan. ¿Puedes confiar en los resultados que obtiene? Yvy Gonzaga, licenciada en Educación Media y encargada de Soluciones, Orientación y Servicios (SOS) del Departamento de Informática Académica (DIA) brinda las respuestas a estas preguntas.

Sobre la propiedad intelectual

La propiedad intelectual es un aspecto que debe ser respetado, ya que, de lo contrario, podría ser sancionado conforme a la ley. ¿Qué significa esto? Si eres estudiante, corres el riesgo de ser expulsado de la institución académica.

Como probablemente ya sepas, las universidades promueven la honestidad y la integridad académica, lo que significa que tienes que desarrollar tus propias ideas y mantener tu pensamiento crítico.

¿Cómo afrontan las instituciones educativas este problema?

El problema del plagio es común en los diferentes niveles educativos, aunque se dan más casos en el ámbito universitario. Para hacer frente a este problema, las instituciones educativas encuentran en los programas de plagio un aliado a la hora de detectar similitudes entre obras. Se trata de programas automáticos alojados en la nube que permiten comparar el contenido del texto con trabajos enviados anteriormente y reportar al profesor el porcentaje de plagio encontrado en ellos, si lo hubiera. Para acceder a este tipo de programas existen otras opciones, como instalarlos de forma independiente en los equipos informáticos, alojarlos en un servidor en la nube o integrarlos en el campus virtual de cada centro educativo. El segundo es el elegido, por ejemplo, por la Universidad Autónoma de Madrid, donde docentes y alumnos pueden encontrarlo dentro de la plataforma Moodle, que organiza todos los materiales oficiales del título. “Con esto logramos que el alumno envíe el trabajo a corregir, se crea una copia en el programa y comienza el análisis”, dijo su vicerrectora. El proceso de uso es sencillo y solo lleva unos minutos: solo tienes que subir la obra al programa y automáticamente detectará aquellas partes que no sean originales.

Detrás de este proceso de detección de plagio hay un importante trabajo informático. Este tipo de programas funcionan con un rastreador (o base de datos online) que contiene una gran cantidad de trabajo de fuentes como documentos de otros participantes de la plataforma, artículos académicos ya publicados, bases de datos de diferentes editoriales o más de 10.000 millones de páginas web. Al analizarlo, se emite un documento que muestra el porcentaje de plagio y el sombreado en aquellas partes que no son del autor, junto con un enlace que hace referencia a la fuente original y el grado de importancia del plagio (indicando si se trata de una copia literaria, la misma expresión que otras palabras o, simplemente, hay algún error en la referencia). Hay varias soluciones en el mercado en este momento y cada una tiene una especificidad diferente. Por lo tanto, Turnitin tiene una interfaz, integrada con Microsoft Teams, que ayuda a los estudiantes a ver qué áreas necesitan para mejorar su citación. Aunque lo que quieren es poder acceder directamente al programa para que analice el trabajo antes de enviarlo a corregir, esta opción está disponible en Viper o Plagtracker.

Plagium

Plagium es una plataforma profesional de búsqueda de plagio, pero te permite hacer una búsqueda gratis por día.

Puede usar Plagium en www.plagium.com.

Turnitin y las universidades

Los proyectos solicitados en las universidades suelen ser proyectos originales. Es decir, escrito desde cero. Para que los profesores verifiquen que el contenido de los trabajos presentados por estudiantes universitarios es trabajo original, se utilizan herramientas de detección de plagio como Turnitin.

Debes tener en cuenta que no todo plagio es copia. De hecho, como ya te han comentado, existen diferentes tipos de plagio académico que Turnitin puede detectar.

Jorge Renteiro
Últimas entradas de Jorge Renteiro (ver todo)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *